¡Envíos gratuitos por compras superiores a 49€!

n Ediciones La Librería somos conscientes que esta Semana Santa, dadas las restricciones de movilidad, será bastante diferente a las de antaño. Aún así, os queremos recordar que dentro de la Comunidad de Madrid tenemos la suerte de tener una gran cantidad de pueblos, paisajes y localidades de un gran interés, tanto histórico como cultural. Por eso, nos hemos animado a recomendaros este listado de visitas para estos días venideros. Planes dentro de la Comunidad de Madrid, cumpliendo las restricciones y disfrutando de rincones cargados de belleza y encanto.
Por cierto, muchos de estos lugares aparecen en nuestro libro ‘Maravillas de Madrid‘, en el que os hablamos de 100 maravillas para disfrutar de Madrid y su entorno.

Alcalá de Henares: Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998 y situada a tan sólo 30 kilómetros de la capital, la ciudad natal de Cervantes es un lugar ideal para pasear, recorrer sus calles y plazas. Entre sus muchos puntos de interés destacan su Universidad, la Casa de Cervantes, el Palacio de Laredo o la Ciudad Romana de Complutum. Pocos lugares pueden presumir de tanto patrimonio en tan poco espacio. Una oferta rica y variada, como su impresionante pasado.

Aranjuez: Sus jardines del Príncipe, los de la Isla, su fascinante Palacio Real, la Iglesia de San Antonio o la Plaza de las Parejas. Aranjuez tiene muchísimos motivos para explorarla. Una visita que nos hará viajar en el tiempo mientras conocemos rincones de extrema belleza.

Buitrago de Lozoya:: Estamos ante una localidad que, merecería por sí sola, un artículo. Además de su maravilloso recinto amurallado cuenta con un museo dedicado a Picasso y su inigualable belleza, en la que naturaleza y arquitectura se fusionan a la perfección. Una escapada perfecta a solo 40 minutos de Madrid.

Chinchón: Uno de los municipios con más encanto de nuestra región, su bella Plaza Mayor es su postal más conocida. Con algo más de 5.000 habitantes, se puede recorrer fácilmente a pie. Su gran atractivo es su plaza central que tiene origen medieval y a la que dan vida 234 balcones de color verde.

La Hiruela: Sin duda nos encontramos ante uno de los pueblos con más encanto de toda la Comunidad de Madrid. Un silencioso y pequeño pueblo donde parece que el tiempo se detuvo hace mucho. Pasear por sus empedradas calles es toda una delicia mientras admiramos construcciones de otra época como el molino o la carbonera.

Manzanares El Real: La imagen de este pequeño pueblo, de poco más de 7000 habitantes, va íntimamente ligada a la de su elemento más conocido, su inconfundible castillo, toda una maravilla que, seguro los más pequeños, visitarán fascinados. Esta construcción, del siglo XV comenzó siendo una fortaleza militar para dar paso a una función más residencial. 

Nuevo Baztán: Tan pequeña como original, la villa de Nuevo Baztán responde al sueño vital de un hombre, Juan de Goyeneche, su impulsor quien invirtió su fortuna en crear de la nada esta coqueta localidad, para destinarla a centro agrícola e industrial, especializada en vidrios y tejidos. Declarada Monumento Histórico Artístico en 1941, recomendamos especialmente las visitas guiadas al conjunto formado por el palacio y la iglesia.

San Lorenzo del Escorial: Sin duda una de las enormes joyas de nuestra comunidad, tanto que está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El monasterio, levantado por orden de Felipe II en el siglo XVI es una visita obligada, pero también, pasear por las agradables calles de la población y los jardines y espacios verdes que lo rodean.

Rascafría es un pequeño pueblo de la Sierra de Guadarrama, a unos 100 kilómetros al norte de Madrid y a unos 1.100 metros de altitud, en el Valle del Lozoya. Un pueblo de cuento donde destaca, el impresionante monasterio de Santa María del Paular. Un monasterio que, siglos después de su construcción, sigue habitado. Otros imprescindibles de este hermoso lugar con el Antiguo Molino y el Puente del Perdón.

Torrelaguna: Esta pequeña localidad ubicada a 50 kilómetros de Madrid debe mucho a su vecino más ilustre, el Cardenal Cisneros. Declarada Conjunto Histórico-Artístico, su casco histórico cuenta con obras que van desde el gótico al barroco o al plateresco. A destacar su coqueta Plaza Mayor y la Iglesia de la Magdalena.